6 sencillos pasos para realizar críticas constructivas

Seguro que en alguna ocasión hemos querido expresar que algo nos resultaba molesto y no lo hemos hecho, inhibiendo nuestra conducta o soltando todo lo que nos venía a la cabeza.

Es probable que en ambos supuestos nos hayamos arrepentido de cómo lo habíamos gestionado. ¿Pero cuál es la mejor forma de hacerlo?, ¿existe una fórmula mágica? Pues efectivamente, existe y te la voy a exponer en unos sencillos pasos.

1º Dirígete a la persona por su nombre.

El nombre es la forma más eficaz de atraer la atención de una persona, llevamos toda la vida respondiendo a él, así que empleémoslo.

Si no conocemos el nombre, debemos ser lo más respetuosos posible. Un “perdone” o “disculpe” quizá sea lo más adecuado.

2º Comienza empatizando con la otra persona y hazla sentir comprendida.

Puedes comenzar diciéndole que comprendes su comportamiento. Así la persona no se sentirá atacada y estará más abierto al diálogo.

Entiendo que para ti…

Comprendo que no lo haces con mala intención…

3º Describe el comportamiento que te ha molestado, separándolo de la persona que lo ha realizado.

No critiques a la persona, céntrate en el comportamiento que te resulta molesto. Recuerda que lo que te molesta a ti no tiene porqué ser molesto para todo el mundo. Por otro lado, si la persona siente que la estás atacando no escuchará el resto del discurso.

Pero cuando coges…

Cuando me dices…

4º Expresa cómo te has sentido ante ese comportamiento.

Tómate tu tiempo para explicarle los motivos por los que te resulta molesto ese comportamiento y lo que te hace sentir. Lo más probable es que la persona no se haya puesto en tu lugar. Dale la opción de empatizar contigo.

Me haces sentir…

Me siento como…

5º Ofrece un comportamiento alternativo. ¿Qué puede hacer la próxima vez?

Si solo decimos lo que nos ha sentado mal y no proponemos un comportamiento alternativo la crítica quedará coja. Por ello debemos proponer un comportamiento alternativo que nos resulte apropiado tratando de sugerirlo y no imponerlo.

Me gustaría que….

Si pudieras…

6º Busca el compromiso en la otra persona y se agradecido.

Finalmente podemos preguntar a la persona si cree que podría hacerlo o si le resultaría muy complicado llevarlo a cabo. También podemos agradecerle el hecho de que nos haya escuchado y aceptado nuestra crítica.

¿Crees que podrías hacerlo la próxima vez?

Te agradezco mucho…

 

ALGUNOS EJEMPLOS PRÁCTICOS.

Supongamos que un desconocido se nos cuela en la cola del supermercado.

La fórmula quedaría de la siguiente forma:

1º Disculpe…

2º seguramente tenga mucha prisa y no se haya dado cuenta

3º Pero estaba esperando en la cola y se ha puesto usted delante de mí

4º La verdad es que me ha hecho sentir un poco incómodo

5º Le agradecería mucho que me dejara pasar…

6º Si te deja pasar, agradéceselo. Si se niega, tampoco es tan grave.

Supongamos que nuestra pareja ha hecho un comentario que te ha parecido inapropiado delante de unos amigos.

La fórmula quedaría de la siguiente forma:

1º Cariño

2º Sé que puede parecerte una tontería

3º Pero cuando has dicho “X”

4º Me has hecho sentir incómodo, ya que era algo privado que no quería compartir con ellos

5º Te agradecería mucho si la próxima vez pudieras evitar ese tipo de comentarios y hablásemos de otras cosas como por ejemplo…

6º ¿Crees que podrías hacerlo?

Supongamos que nuestra pareja deja la tapa del WC siempre levantada y queremos decirle que la baje.

La fórmula quedaría de la siguiente forma:

1º Elisa

2º Sé que no le das importancia y que es una manía mía,

3º Pero cuando dejas la tapa del WC levantada

4º Me haces sentir incómodo y cuando la veo termino bajándola yo

5º Te agradecería mucho que la próxima vez la bajases, así me harías sentir mejor y me ahorrarías el trabajo de hacerlo.

6º ¿Crees que podrías hacerlo?

 

SI LO DESEAMOS PODEMOS ABREVIARLA EN:

NOMBRE + COMPORTAMIENTO MOLESTO + CÓMO ME HACE SENTIR + COMPORTAMIENTO ALTERNATIVO.

 

CONSEJOS GENERALES IMPORTANTES.

Se trata de una habilidad social, por lo que todo el mundo puede aprender a realizar críticas constructivas.

Es importante planificar la crítica. No es fácil de realizar pues aparte de conocer la estructura, en muchas ocasiones existe una alta implicación emocional y resulta complicado no dejarte llevar lo que sientes.

No siempre vamos a poder planificarla, pero cuanto más empleemos la fórmula, más fácil nos resultará hacerlo de forma espontánea.

Busca el momento adecuado.

 Tómate tu tiempo para explicarte.

Trata de mantener un tono de voz tranquilo y seguro.

Quizá te sientas “forzado”, es normal si tienes en cuenta que antes decías las cosas como te venían o no las decías. Simplemente estás aprendiendo a hacerlo correctamente.

Es mejor decirlo, aunque no lo digamos perfecto que no decirlo.

10º Es importante reforzar los comportamientos deseados si se dan. Sé agradecido.

Debemos tener en cuenta que por muy bien que lo hagamos, la otra persona tiene derecho a no aceptar nuestra crítica, pero os garantizo que si no la acepta mediante esta fórmula, es poco probable que lo haga de otro modo.

Espero que el artículo os sea de utilidad.

¡Un enorme saludo!

DIEGO MUÑOZ UGARTE
PSICÓLOGO Y PSICOTERAPEUTA.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s